La conmemoración de fiestas patrias culturalmente permite cohesionar la historia de la nación y de esta forma logran que la población se interese por el legado de su país, es sumergirse en la valentía y recordar aquellos que con sangre derramada construyeron una patria del cual hoy tenemos el inmenso gusto de gozar.

Las fiestas son sinónimo de alegría y felicidad sin embargo la celebración del 20 de julio y 7 de agosto va mucho más allá de los anteriores sentimientos. Su esencia radica precisamente en su simbolismo como construcción fundacional de la nación y por supuesto, así como se hace Nación, el Colegio Sara Deluque Panaflet hace honor a la colombianidad. Los cielos se despejaban de la mañana del 8 de agosto del presente año, dejando mostrar el inmenso brillo del sol que con su amarillo patrio iluminaba el talento de los estudiantes saristas que al son del arte expresaban la grandeza de su azul (mares y océanos) junto con el rojo pasión que se demostraba en cada presentación. Los clarinetes del ritmo autóctono colombiano “Porro” se escucharon en esa mañana, coplas, desfile de personajes importantes representados por estudiantes, lecturas, dramas, chistes al igual que muchas expresiones artísticas dejaron evidenciar el talento que se vive en un país pluri étnico y multicultural pero principalmente se evidencio el amor por las fiestas patrias como también la educación integral que imparte el colegio.

La alegría de los niños es quizás el legado histórico de aquella batalla librada por la libertad, era la misma alegría que se vivía bajo las estructuras del plantel educativo que mediante un espacio de folclor, lúdico con arte celebró los 208 años de historia nacional cafetera y recordó a sus estudiantes la importancia de tener en el alma puesto el sello de COLOMBIANO.

1.png3.png9.png6.png6.png2.png
Hoy110
Ayer201
Semana500
Mes2760
Total139662

Información de Visitantes

Quien esta en linea

3
En linea

Miércoles, 19 Septiembre 2018 17:37