Cincuenta y dos años. Para el Colegio Sara Deluque Panaflet este número representa la historia de su recorrido, la historia de un sueño que un día se materializó sin ningún “plan estratégico” solo con el don de servicio, amor y perseverancia de su fundadora Sara Deluque; soñadora que en su momento creyó vehementemente que con sus ideales educativos iba a contribuir significativamente a su población en coadyuvar en la formación de personas íntegras. Sin duda alguna, una aventura que requirió de un gran riesgo, porque al fin y al cabo, toda idea que se inicia está inmersa a tener resultados positivos o negativos, y esta, en particular, requirió de compromiso, responsabilidad y actitud para hacer que no solo saliera adelante, sino que se hiciera muy bien.

La comunidad sarista agradece a todos aquellos que contribuyeron y siguen aportando en este gran proyecto llamado Colegio Sara Deluque Panaflet. Proyecto que para los que lo conocen desde sus inicios, es muy gratificante, alentador y sorprendente ver como hoy día se consolida como una institución dinámica, pujante y comprometida en ofrecer excelencia académica, haciendo honor a las visiones de su fundadora, de la cual enorgullece con su nombre.

Con una enorme alegría, satisfacción y con un gran sentido de pertenencia resaltamos que nuestro plantel se consolida como el mejor colegio calendario A del departamento de La Guajira según los resultados en las pruebas Saber 11 2019, al igual que el puesto 143 entre 1356 instituciones a nivel nacional. Destacamos el desempeño, esfuerzo y actitud de la promoción “Visionaries 2019” y los felicitamos porque de ellos, en gran medida, es este triunfo; de igual manera felicitamos a docentes, directivos y padres de familia quienes con su acompañamiento y dirección contribuyeron en la obtención de este logro significativo, que una vez más nos deja como un gran referente educativo en el departamento y el país.

Estos excelentes desempeños y los resultados de los últimos años, son un ejemplo claro de la enorme disciplina, metas propuestas, claridad de propósito, seriedad y el gigantesco esfuerzo que ha habitado en el trascurso de estos 52 años para llegar a ser el colegio que hoy somos. Un trabajo arduo, constante, y entusiasta que tiene como fin la excelencia educativa, incorporando en ella la integridad, los criterios de calidad, la conciencia y la evolución. Sin lugar a duda, son una muestra clara que cuando se confrontan los ideales y el trabajo, los resultados no pueden ser menos. Por tal razón con gran euforia y agradeciendo a Dios Todopoderoso podemos seguir gritando ¡ORGULLOSAMENTE SARISTAS! Y siempre con el sello COLSARA.














2.png3.png8.png8.png3.png2.png
Hoy28
Ayer194
Semana1280
Mes3621
Total238832

Información de Visitantes

Quien esta en linea

1
En linea

Sábado, 14 Diciembre 2019 03:04