La sonrisa de un niño es un enorme beneplácito que denota alegría, inocencia y amor. Este acto tan sencillo pero grande se idealiza en nuestra esfera diaria en el proceso de enseñanza y aprendizaje, por tal razón el Colegio Sara Deluque Panaflet en pro de fortalecer lazos de solidaridad, en conjunto con la Fundación Internacional María Luisa De Moreno, decidió brindar su apoyo y ayuda a poblaciones vulnerables de nuestra ciudad, a través de la donación de obsequios (Para niños y niñas) necesarios para la realización de la actividad “UN DÍA PARA LA NIÑEZ” en beneficio de 600 niños.

Es muy grato para el colegio, participar en este tipo de actividades de ámbito social, ya que ayuda a que los estudiantes sean más sensibles frente a otras realidades, y es aquí donde radica el punto de partida de nuestra filosofía institucional de coadyuvar a privilegiarse de sociedades más integras.

El brillo de una sonrisa llena de entusiasmo que se vuelve mágica ante tanta necesidad, es generar un impacto positivo en la sociedad donde los aplausos que se elevan al viento por propia dicha es opacar adversidad, en ese sentido y en una muestra de derroche de amor por el otro, directivos, docentes, estudiantes y comunidad en general sarista aportan un grano de arena a través de regalos a las comunidades más vulnerables de la ciudad de Riohacha donde los pronombres “Tu” “Yo” y “Nosotros” se hace indispensable para entender el espíritu humanista que deambula por los pasillos de nuestra institución.

Desde el equipo de Proyección Comunitaria, seguiremos comprometidos con la comunidad, seguiremos comprometidos con los niños de Riohacha y en especial con seguir dejando huellas imborrables constructoras de esperanza, damos gracias a los licenciados Víctor Amaya y Roosevelt Turizo por liderar estos procesos.